Fotógrafo de boda en Córdoba

Nuevo reportaje de fotografía de boda

Ayer tuve el placer de fotógrafo en la boda de Ane y Rafa, una pareja muy divertida que ha demostrado que se pueden hacer las cosas de manera diferente y muy original. Ambientazo de fiesta con gente del País Vasco, Córdoba, Alemania… Sorpresas a cada segundo y momentos muy especiales.

La pareja decidió hacer el convite en el Cortijo La Vieja Cigarra de Córdoba, un lugar muy cuidado, en plena naturaleza, y a mitad de camino entre Córdoba y la localidad Almodóvar del Río. No es la primera vez que asisto a una boda en este cortijo, y la verdad es que tengo que decir que el sitio merece mucho la pena, dispone de una pequeña plaza de toros, unos patios estupendos, y mucho espacio para que los niños disfruten y los adultos puedan tomar el aire sin necesidad de alejarse del evento.

En esta boda hubo muchas sorpresas, empezando por la llegada de los novios, de lo más original, para empezar el novio apareció en un “vuelo-motor” surcando el cielo, y aterrizó en el mismo cortijo para sorpresa de los invitados, como podéis imaginar… Después la novia llegó montada en un caballo, en una estampa que no suele ser habitual, desde luego.
Después de la ceremonia, en la que los novios se dijeron el “sí, quiero” pasaran tomar la famosa copa de bienvenida, en la que hubo de todo, hasta que llegó la lluvia, un chaparrón importante que nos sorprendió después d aun magnífico día que había hecho por la mañana, aunque afortunadamente duró poco… Después se pasó a un espectáculo en la que dos cables bailaban al ritmo de la música, acompañados de una bailaora, los invitados se quedaron sorprendidos, y no fué para menos.
En resumidas cuentas, toda la boda estuvo acompañada a cada momento de sorpresas e hicieron de este un día inolvidable para todos y todas.

Gracias por dejarme estar ahí, y os deseo que os vaya todo lo bien que os merecéis!

 

Fotografía de boda en Córdoba

Fotografía de la boda de Ane y Rafa