Fotografía y vídeo de boda en Córdoba

Fotógrafo de boda Córdoba

Ser el fotógrafo y grabar el vídeo de la boda de una pareja siempre es una gran responsabilidad, y un trabajo muy duro pese a lo que mucha gente puede pensar, pero cuando te encuentras con parejas como Pedro y María el trabajo se hace mucho más cómodo y lo haces disfrutando del día y de los posteriores en los que pasas horas editando fotos y vídeo.

Fue una boda civil, que celebraron en Santaella, un pueblo de Córdoba en el que la familia de la novia tiene mucha historia, mientras que la del novio venía de Almería. Pero lo más curioso es que los novios llegaban desde Estados Unidos donde residen, así que la mezcla de gente de diferentes ciudades y países hizo que la ocasión fuese aún más especial.

El atardecer fue avanzando mientras los familiares y amigos de la pareja iban leyendo y dedicándoles unas palabras cada vez más emotivas, y que hicieron a los novios emocionarse con ellas (a mi y a mi compañera también, lo reconozco!). Con la caída del sol por el lado de la finca donde se celebraba la ceremonia dio comienzo el convite y finalmente el baile y barra libre.

Aquí os dejo unas fotos y el video-resumen de la boda, que amablemente los novios nos han dado permiso para compartir (mil gracias)
Enhorabuena pareja, y que seas muy felices!!

Fotografía de Boda:

 

Vídeo de Boda:

 

La boda y el convite se celebraron en la Finca Rural La Muela (Santaella) más información: http://www.andalucia.org/es/alojamientos/cordoba/casa-rural-la-muela/

Más información sobre Santaella: http://www.santaella.es
“Desde el siglo XIII al XX, desde el románico al neoclásico pasando por el gótico, mudéjar, plateresco, renacentista o barroco, la arquitectura monumental de Santaella se revela como un abanico de culturas y estilos artísticos. La primera en dar la bienvenida a todo visitante que se acerca desde cualquier punto es La Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, templo renacentista de importantes dimensiones y de mayor categoría de la provincia de Córdoba. En su lugar ya existió una vieja mezquita musulmana de época califal, que pasó a convertirse en templo cristiano. Destaca al exterior su torre, del gótico tardío. Dentro de la torre se formó una pequeña capilla asimismo gótica. Por encima de ella se abre una bella portada plateresca que da al patio septentrional de la parroquia. En suma, se trata de una obra de gran interés que puede figurar entre las más tempranas manifestaciones del plateresco cordobés.”